Arándanos

2.85/Unid (125g)

Los arándanos son frutas pequeñas, redondas y de color azul oscuro o morado que crecen en arbustos bajos en regiones frías del mundo, como América del Norte, Europa y Asia. Estas frutas son ricas en nutrientes, especialmente en antioxidantes, y son conocidas por sus beneficios para la salud.

Hay existencias

Unid

SKU: 0210002 Categorías: , , Etiqueta:

Descripción

Los arándanos son frutas pequeñas, redondas y de color azul oscuro o morado que crecen en arbustos bajos en regiones frías del mundo, como América del Norte, Europa y Asia. Estas frutas son ricas en nutrientes, especialmente en antioxidantes, y son conocidas por sus beneficios para la salud. Además, son dulces y jugosas, y se utilizan en una amplia variedad de platos, desde postres hasta salsas para acompañar carnes. Los arándanos también se pueden consumir frescos, congelados o secos, y se utilizan comúnmente en productos alimenticios, como jugos, mermeladas y conservas.

Valor Nutricional

valor nutricional promedio de una taza (148 gramos) de arándanos frescos:

  • Calorías: 84
  • Carbohidratos: 21 gramos
  • Fibra: 4 gramos
  • Proteína: 1 gramo
  • Grasa: 0.5 gramos
  • Vitamina C: 24% de la ingesta diaria recomendada (IDR)
  • Vitamina K: 36% de la IDR
  • Manganeso: 25% de la IDR
  • Potasio: 6% de la IDR

Conservación

  1. Refrigéralos: Los arándanos frescos deben ser refrigerados inmediatamente después de su compra. Guárdalos en un recipiente hermético o una bolsa de plástico con agujeros para que puedan respirar, y colócalos en el cajón de la verdura de tu refrigerador.
  2. Lávalos justo antes de usarlos: Evita lavar los arándanos frescos antes de refrigerarlos ya que la humedad adicional puede causar que se deterioren más rápido. Enjuágalos justo antes de usarlos.
  3. Congélalos: Los arándanos también se pueden congelar fácilmente. Extiéndelos en una sola capa en una bandeja para hornear y congélalos durante unas horas hasta que estén firmes. Luego, transfiérelos a una bolsa de congelación y guárdalos en el congelador.
  4. Utiliza los arándanos rápidamente: Los arándanos frescos suelen durar de 5 a 10 días en el refrigerador, dependiendo de su frescura al momento de comprarlos. Por lo tanto, es mejor utilizarlos lo antes posible para evitar que se echen a perder.