Crema de chocolate con avellanas

5.70/Unid (400g)

La crema de chocolate es una mezcla suave y cremosa de cacao en polvo y otros ingredientes como azúcar, leche y manteca de cacao.

Agotado

Descripción

La crema de chocolate es una mezcla suave y cremosa de cacao en polvo y otros ingredientes como azúcar, leche y manteca de cacao.

Es un ingrediente popular para postres y dulces, ya que tiene un sabor dulce y rico a chocolate.

Valor Nutricional

El valor nutricional de una crema de chocolate puede variar según la marca y los ingredientes específicos utilizados en su elaboración. Sin embargo, a continuación te proporcionaré un ejemplo generalizado del valor nutricional para una porción de 100 gramos de crema de chocolate:

  • Calorías: alrededor de 550-600 calorías.
  • Grasas: aproximadamente 35-40 gramos, de las cuales, las grasas saturadas pueden variar entre 15-20 gramos.
  • Carbohidratos: alrededor de 50-60 gramos, de los cuales, los azúcares pueden oscilar entre 40-50 gramos.
  • Proteínas: generalmente baja, alrededor de 5-7 gramos.
  • Fibra: puede ser baja, aproximadamente 1-3 gramos.
  • Vitaminas y minerales: las cremas de chocolate generalmente no son una fuente significativa de vitaminas y minerales, a excepción de pequeñas cantidades de hierro y calcio.

Conservación

  1. Almacenamiento: Guarda la crema de chocolate en un lugar fresco y seco, lejos de la luz directa del sol y fuentes de calor. La temperatura ideal de almacenamiento suele ser entre 18°C y 20°C.
  2. Sellado hermético: Una vez abierta la crema de chocolate, asegúrate de cerrar bien el envase después de cada uso para evitar la entrada de aire y humedad.
  3. Refrigeración: Si la etiqueta indica que la crema de chocolate debe refrigerarse después de abrirse, colócala en el refrigerador. En ese caso, asegúrate de transferirla a un recipiente hermético si el envase original no es adecuado para la refrigeración.
  4. Caducidad: Verifica siempre la fecha de caducidad impresa en el envase y consúmela antes de esa fecha para garantizar su frescura y calidad.
  5. Contaminación cruzada: Evita utilizar utensilios o cucharas que hayan estado en contacto con alimentos o superficies contaminadas para prevenir la proliferación de bacterias.